lunes, 8 de septiembre de 2014

Origen del nombre María

La Virgen María, en la escena cristiana más popular
María a solas, María José, María Fernanda, Ana María, María Gema, María Ana, María del Carmen, María Cristina... de esta forma, con nombres compuestos, podríamos seguir durante varios párrafos. El nombre de María es de origen hebreo, María o Miriam (el plural en hebreo), se ha extendido por todo el mundo, sobre todo por los países y regiones culturales con raíces cristianas, ya que María fue el nombre de la mujer hebrea madre de Jesucristo y motivo de veneración entre los católicos.

El Nuevo Testamento

En la Biblia, en el libro del Nuevo Testamento, queda claro el uso de María como nombre muy frecuente entre las mujeres hebreas en la Palestina de la época de dominación romana. María Magdalena y la misma madre de Jesús, María, aparecen como personajes con este nombre. El significado preciso del nombre de "María" no está del todo consensuado entre los investigadores de la onomástica, disciplina auxiliar de la historia y de la filología para establecer los orígenes y la historia de los nombres y apellidos; desde puntos de vista etimológicos e históricos.

Algunos señalan un posible origen en la etimología hebrea: mry Yah; cuya traducción vendría a ser “amada de Yah(ve)”, Miryam-María, en sus derivaciones trasladadas al latín. También hay bastante consenso en una traducción que sería literalmente, “la excelsa”. María vendría, de una forma u otra, a relacionarse con la grandeza divina de la “maternidad” y de la mujer como criatura “suprema y excelsa”.

La Biblia y otros orígenes más “profanos”

La presencia del nombre de María o Miriam (son de la misma etimología) tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento nos indica el uso muy antiguo de esta onomástica para referirse a las mujeres de cierta consideración y edad. Para otros especialistas el origen estaría, simplemente, en el significado de “señora” que podría tener el nombre por una traducción del arameo mra (señora). Los críticos a este origen hablan de que es una propuesta muy posterior hecha por los “padres de la Iglesia”.

El origen más curioso aportado a este debate inconcluso sobre el origen de María sería el que proponen algunos investigadores sobre la derivación de la raíz mrh que tenía como significado "rebelarse" y relacionándolo con las protestas de María contra su hermano Moisés. Curioso, porque otros estudiosos consideran el origen de María como significado de “hermana de Moisés”. Sea esta línea la correcta, podríamos decir desde ahora que vamos a una Maríafestación a rebelarnos. Tiene su ironía, María siempre se asocia a “revelaciones” o a rebelarse.



Gorda y bella

También las raíces etimológicas de María podrían provenir de la condición física de la mujer. La gordura era síntoma de “salud”, de estar sano y bien alimentado, en la Antigüedad; por eso las mujeres rellenitas o gordas eran el “canon de belleza” para muchas culturas. Esta hipótesis relaciona el nombre de María con la raíz del hebreo más antiguo, mra, que significa obesa y por extensión bella.

Los estereotipos de mujer bella han cambiado a lo largo de la historia, pero la idea de feminidad se une al nombre de María desde hace mucho tiempo, lo que dificulta encontrar un origen o un único origen al nombre de María.

Muchas hipótesis para el origen del nombre de mujer por antonomasia

Para los pueblos con raíces culturales latinas, relacionados con el Cristianismo, el nombre de María quedaría asociado al de la mujer, madre y divina. La Virgen María en sus numerosas versiones ha sido la inspiradora del nombre de millones de mujeres a lo largo de la historia. Sin embargo, los historiadores y especialistas en onomástica no llegan a un consenso sobre el origen de este nombre de mujer tan universal. Marie en francés y Mary en inglés lo corroboran también, no es una exclusividad de las lenguas ibéricas.

Quizás la teoría más actual, más reciente, que habla de un origen egipcio, puesto que Moisés y su hermana provenían de allí, sea la más razonable considerando que existe un vocablo del egipcio antiguo que deriva en las formas de expresar el concepto de “amor”. Así Miriam y María derivarían de mr; amor, vinculadas a la forma mry: amada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario