Origen del nombre Carmen

Cartel de la ópera "Carmen"
Una tesis muy aceptada es que viene del latín y de la raíz del verbo cantar, que derivaría en “canto”. Carmen significaría canto o poema en latín. Pero otra teoría sitúa su origen en el mítico monte Carmelo, en Palestina, que en hebreo se llamaba Karmel, “vergel o jardín”; de ahí, del hebreo karmel, se relaciona con la palabra árabe karm que también significaría jardín, pero derivado de huerto o viñedo, que es el significado que primero se le dio en árabe.

Carmen, poema; Carmen, monte sagrado; Carmen, jardín


Carmen procedente del latín seguiría las reglas de la eufonía; es decir, se arreglarían los orígenes sonoros de la palabra para que “sonase” mejor en la nueva lengua. Pues Carmen procedería de canere, “cantar”, y para construir la palabra “canto, verso”, se tenía que haber derivado en canimen. Como no gustaba la sonoridad y la afinidad con otros significados menos “prosaicos” (canis, “perro”) se sustituyó la i por la r; así tendríamos, ca-n-rmen, finalmente carmen (canto).

En el hebreo y en el árabe coinciden líneas de “investigación” gramatical y semántica. En ambos idiomas la palabra karm está relacionada con los significados de jardín, vergel, huerto, viñedo… Es probable que el origen del nombre Carmen, tan usado por las mujeres hispanas, sea un mestizaje de influencias. El monte Carmel o Carmelo, situado al sur de la bahía de Haifa, es el monte del profeta Elías, monte Kerem-El (vergel de Dios), que luego en época cristiana contendrá la advocación a la Virgen María de Monte Carmelo, con unos monjes muy activos, los carmelitas, que propagan el culto a esta virgen (luego derivó en la del Carmen) a toda la cristiandad desde el siglo XIII.

Es muy probable que la aceptación de esta virgen hiciese entre las cristianas de la península ibérica adoptar el nombre derivado del latín, carmen (canto, verso), que era más “lírico” y femenino que el de kárm o carm del árabe y hebreo hispano (judíos y musulmanes convivieron con cristianos en la península) que significaban “jardín, huerto”. No en vano, del árabe Kárm, carmen aún se usa en partes de España (Granada) para referirse a una quinta con huerto o jardín.

‘Carmen’, ópera de Georges Bizet


Si hay que asociar al nombre de Carmen un personaje, esta vez no lo encontramos en la Historia, lo tenemos como más universal en el que hace referencia a una ópera del compositor francés Georges Bizet. Basada en una novela de Prosper Merimée, está ópera hizo famoso a Bizet, que aún era un joven compositor pero triunfador en todos los liceos de Europa. Pese a su juventud tuvo una carrera tan meteórica como fugaz. Ganador de muchos premios, apenas llegó a disfrutar de su último éxito que le llevaría a él y a su obra a la fama internacional, debido a su muerte tres meses después del estreno; no lograría ver, como otros compositores, el tremendo éxito de su obra que le hizo “universal”.

Lo más curioso es que el estreno de esta ópera no tuvo una buena acogida en la Ópera Cómica de París a principios de marzo de 1875 y no fue hasta la muerte del compositor, Bizet, que comenzó a representarse con el favor del público burgués deseoso de historias pasionales, de mujeres “raciales” y hombres condenados a una pasión enfermiza.

'Carmen', el mito universal; Carmen, el nombre popular


Entre las mujeres españolas, sobre todo andaluzas, Carmen era un nombre muy popular y Prosper Mérimée puede ser considerado un hispanófilo, puesto que admiraba a España antes de visitarla, por lo que no es de extrañar que encontrase en cualquier dama española la inspiración para escribir la novela 'Carmen' en la que está basada la ópera, atribuyendo ese nombre a su protagonista. El nombre de Carmen ha quedado ya siempre asociado a esa imagen de “mujer fatal”.


Comentarios

Lo más consultado

Historia del sufragio: el origen del voto electoral universal

Docencia; breve historia del origen del docente

El Quijote contado para niños, una selección de las mejores ediciones infantiles