María Moliner, una mujer sola ante el léxico

María Moliner. Imagen del CVC

María Moliner, filóloga, es la autora del diccionario más popular en español y fue casi la primera mujer en entrar en la Real Academia de la Lengua Española. Al final fue un hombre, el filólogo y crítico literario, Emilio Alarcos quien ingresó en 1972. María supo encajar la decepción con elegancia y fina ironía.

Vino a decir que quién era ella para desbancar a un filósofo de la palabra, que era una sencilla bibliotecaria cuya única obra era un diccionario de la lengua muy usado, pero señaló con sorna y razón: “si hubiese sido un caballero el autor de ese diccionario, estaría exclamando indignada ¡pero qué hace ese hombre que no está en la Academia!


María Moliner; una mujer enamorada de la palabra


María Moliner pertenece a esa insigne generación de mujeres, en las primeras décadas del siglo XX, pioneras de la universidad, de las primeras mujeres en licenciarse en una especialidad y en tener una profesión cualificada. Es un claro ejemplo de superación y de desarrollo profesional, discreto y fructífero, sin la algarabía de la fama o el boato de la oficialidad académica.

Nació el 30 de marzo de 1900 en Paniza (Zaragoza), en el seno de una relativamente acomodada familia compuesta por un médico rural, el padre, y por una hacendada (la familia materna poseía tierras), la madre. Según cuenta la misma María Moliner, al poco de nacer ella, hacia 1902, la familia se trasladó a Madrid. Allí cursa estudios secundarios y el bachillerato, en la Institución Libre de Enseñanza, de la mano de Américo Castro, pieza clave del temprano interés de la joven por la palabra y la gramática.



Diccionario II Volúmenes 'María Moliner' 

María Moliner; licenciada con premio extraordinario


Terminó el bachiller en Zaragoza, donde también entre 1918 y 1921 cursó Filosofía y Letras, sección Historia, con matricula de honor. Recién licenciada, en 1922, saca plaza en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, obteniendo como primer destino el Archivo de Simancas.

No está mucho en el Archivo de los archivos, pues en poco tiempo pasa al Archivo de la Delegación de Hacienda de Murcia. En esta ciudad conoce a su futuro marido, el catedrático de Física, D. Fernando Ramón y Ferrando; se casan en Sagunto en agosto de 1925. En los años treinta, la familia (en Murcia habían nacido los dos hijos mayores) se marcha a Valencia, donde ambos, Dª. María y D. Fernando, han sido destinados en sus profesiones a mejores puestos.

Bibliotecaria excelsa, María Moliner


En la capital valenciana viven la proclamación de la II República, y actúan como dos intelectuales comprometidos con las nuevas realidades sociales que nacían en el país. María Moliner colabora con la Escuela Cossío, inspirada en la Institución de Libre Enseñanza y, sobre todo, en las Misiones Pedagógicas de la república.

Doña María se va a ocupar de la ordenación y regulación de las bibliotecas rurales y populares. No en vano escribe unas “Instrucciones para el servicio de pequeñas bibliotecas”, publicadas anónimas en 1937 y apreciadas aún por los bibliotecarios de todo el mundo.

Su implicación cultural y la de su marido en la docencia republicana, acabada la guerra civil, les supuso la represión profesional. Su marido, suspendido de empleo y sueldo, no fue rehabilitado por completo hasta 1946, siendo “desterrado” a la universidad de Salamanca. Ella fue degradada 18 puestos en el escalafón de funcionarios del cuerpo de archivos. Recuperó su estatus a partir de 1950, siendo en Madrid la directora de la biblioteca de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales.

Nace el Diccionario de uso del español María Moliner


Es en esa década de los cincuenta, cuando sus hijos están ya criados y su marido en la universidad salmantina, que se centra en su máximo interés intelectual, el estudio de las palabras y el uso adecuado de ellas. El diccionario lo publicaría la editorial Gredos, cuando Dª María Moliner lo termina de pulir, entre 1966 y 1967, en dos volúmenes. Ha tenido varias reediciones, con su autora ya fallecida (en 1981). Una con CD-ROM en el año 1995 y otra, revisada y aumentada en 1998. A partir de 2007 han salido las más completas, herederas del estilo “Moliner” de las anteriores.





Comentarios

Lo más consultado

Historia del sufragio: el origen del voto electoral universal

Docencia; breve historia del origen del docente

El Quijote contado para niños, una selección de las mejores ediciones infantiles