lunes, 9 de mayo de 2016

El origen del teléfono, breve historia del invento de la telefonía

Primeros modelos de teléfono para uso universal

"¿Diga? ¿Aló? ¿Sí? ¿Dígame? Al aparato. Ha llamado al contestador del número..." Existen multitud de fórmulas, en todos los idiomas, para establecer una conversación telefónica. El viejo y grande aparato de telefonía ahora es un pequeño artilugio con varias maneras de comunicarse, los smarthphones y móviles, que muchas veces no es a través de una línea de telefonía por impulsos eléctricos. La transmisión por postes y cableado telegráfico o telefónico es una excepción que se mantiene aún en muchos países por cuestiones prácticas, no se habría retirado todo ese cableado por dejarlo como red "auxiliar" en el hipotético caso de perder las conexiones vía satélite o las radiofrecuencias de las antenas de telefonía móvil.

Porque este texto le contará la historia del teléfono, un invento que ahora se confunde con los móviles y la tecnología de Internet, olvidándose lo importante que fue para la vida de las personas y el desarrollo de las sociedades. Eran las últimas décadas del siglo XIX, una centuria caracterizada por el avance industrial y tecnológico, provocándose una "guerra de patentes" entre los hombres de ciencia, los inventores, que deseaban aprovechar su ingenio para "enriquecerse", para formar parte de ese capitalismo productivo que se propagaba por todo el mundo desarrollado.


Bell no es el verdadero inventor del teléfono


En la escuela le habrán enseñado que el inventor del 'teléfono' es Graham Bell. Un reconocimiento público del Congreso de Estados Unidos en 2002, hace justicia sobre una sospecha que existía desde los años de la patente de Bell del teléfono y que menciona a Antonio Meucci (1808-1889) como el verdadero inventor del teléfono, con su aparato que bautizó teletrófono. Meucci era de origen italiano, nacido en Florencia y emigrado a los Estados Unidos a mediados del siglo XIX. 

Antonio Meucci (1808-1889). Imagen de la Wikipedia

Había experimentado con descargas eléctricas para curas médicas del reumatismo, comprobando como la electricidad conducía también el sonido. Daba la casualidad de que su mujer padecía artritis reumática en extremo y para comunicarse con ella desde el sótano de la casa, donde tenía el taller para sus inventos, hasta el dormitorio en la segunda planta donde estaba su esposa, Antonio Meucci ideó el sistema de comunicación de voz a distancia por corriente eléctrica continua: el teléfono. Corría el año 1859, casi 20 años antes que la patente de Graham Bell.

Lo que hizo a Bell el inventor del teléfono por más de un siglo, fue el ser más rápido en patentar un sistema de transmisión acústica por electricidad (flujo eléctrico continuo, fue la contribución de Bell), la telefonía, gracias al apoyo financiero de una compañía interesada en explotar el invento a partes iguales, la Western Union. Curiosamente, a esta misma empresa se había dirigido el italiano Meucci, con un recibo de pre-patente de 1871 de su invento de teletrófono, por no poder pagar el costoso certificado legal de patente, de 250 dólares. Pero su pésimo inglés y no ser de origen anglosajón, contribuyeron a ningunear y menospreciar el proyecto del florentino, que cuando fue a reclamar su carpeta del proyecto y el prototipo a la compañía Western Union le indicaron que lo habían traspapelado. Bell patenta el teléfono en 1876 con la Western...sospechoso, ¿verdad? 

El hecho histórico data que el teléfono que se desarrolló, con diferentes mejoras gracias a las aportaciones de inventores contemporáneos como Edison (micrófono de carbono), sería el que partió de la patente Bell-Western Union, dejando en el "cajón de la Historia" al olvidado y nada conocido Antonio Meucci. El sistema de telefonía fija, que así se conoce a la estructura que existe detrás del aparato patentado como teléfono, iría mejorando con los avances técnicos. De la famosa "Centralita", el punto donde llegaban todas las comunicaciones radioeléctricas y se distribuían de manera manual, se llegaría a las centrales digitales e informatizadas de la actualidad.

¡Riiiiingggg. Riiiiing, Riiiiiiinggg! Descuelgue, por favor. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario