La historia de la cerveza; origen de la bebida más consumida


El récord mundial llevando jarras de cerveza. Foto de REUTERS / Michael Dalder

Paladear una cerveza bien fresca, con su espuma en su justa medida, es uno de los mayores placeres del mundo. Les pareceré exagerado, pero creo que es una opinión que pueden compartir miles de millones de personas y desde hace miles de años. La cerveza es un bebida refrescante y nutritiva que se originó en el pasado remoto de la humanidad, cuando se comprobó la fermentación de ciertos cereales en los inicios de la agricultura, la primera revolución (Neolítico) del desarrollo humano. En algunas partes del mundo su producción se ha convertido en todo un arte y es una industria muy próspera. Lugares como Bélgica, Austria o Alemania son conocidos como fabricantes excelentes de cervezas. Los tipos y variedades darían para una enciclopedia. Veamos de manera breve el recorrido de la cerveza en la historia.


De la cebada al lúpulo 


Que es una bebida antigua, casi en los albores de la historia, pues algunos historiadores sitúan su origen en los últimos recolectores que se convirtieron en agricultores del Paleolítico Superior, está demostrado por las referencias arqueológicas en tabletas de arcilla mesopotámicas y en textos del Antiguo Egipto. También los textos bíblicos mencionan una bebida que, sin duda, es la primigenia cerveza porque se describe como procesada y fermentada con cereales. Se la conocía como "Shekar", nombre que le daban al grano en la zona de oriente próximo. 

Ese grano solía ser de cebada. Los egipcios lograron una malta de cebada, la base de la bebida, que mezclaron con especias como el azafrán y endulzaron con miel. Los griegos en sus viajes por el Mediterráneo la adoptaron a su gastronomía y desde éstos pasaron a los romanos, que le dieron el nombre que ahora tiene en castellano: "cerevicia" (en honor a la diosa de la agricultura, Ceres), que derivó en la palabra actual cerveza. Los romanos y algunos pueblos vasallos, como los galos, rivalizaron en hacer la mejor cerveza del imperio. Era famosa la “camum” celta, que llegó a costar cuatro denarios.

Gambrinus

En la Edad Media, una región de Europa donde crecía con facilidad una variante de los cereales del tipo cebada, el lúpulo, se iba a convertir en referencia artesanal de la elaboración de cervezas. Hablamos de Bohemia, parte de la antigua Alemania y en la actual República Checa. El lúpulo resultaba menos amargo que la cebada y se comenzó a sustituir una por otro, aunque también siguieron usándose ambos cereales mezclados o por separado. En los Países Bajos y los antiguos principados alemanes, la cerveza llegó a ser una "cuestión de Estado". Se conocen tratados y edictos de diferentes condes, duques y príncipes donde se regulaban los consumos, precios y el tratamiento de la cerveza, que debía ser lo más puro posible.

En el entorno de ese celo y control de la cerveza surge la leyenda de Grambinus. Es un nombre mitificado de origen incierto, para algunos es una especie de ser mágico que favorece la diversión y la felicidad, gracias a las buenas "cosechas" de cerveza. En otra línea de argumentación, Grambinus hace referencia al "Rey de las Cervezas", al Duque Juan I (Joan Primus: Gram binus) de Bramante, famoso regidor de ricas regiones productoras de cervezas como Bruselas (Bélgica). Todos los gremios cerveceros del centro de Europa pusieron a este duque, Grambinus, como "patrón" de sus negocios.

La cerveza milenaria también en América. Fuente imagen

La cerveza también en América, no hizo falta llevarla de Europa


Antes de la llegada de los europeos, los incas y aztecas ya utilizaban bebidas fermentadas de cereales. Es decir, fabricaban y bebían algo que con toda propiedad se consideraba cerveza y denominaban "chicha". La particularidad es que era cerveza de un cereal que no se conocía en Europa, era bebida de grano de maíz fermentado. El maíz no era conocido en Europa pero tenía propiedades semejantes a la familia del trigo y la cebada. Sus fermentaciones lograban un caldo usado como ayuda a entrar en trance en ceremonias de carácter religioso.

La cerveza se usa en todo el mundo para ceremonias que, aunque no son de carácter religioso, implican pasar un tiempo agradable con una bebida estimulante, nutritiva y refrescante.








Comentarios

Lo más consultado

Historia del sufragio: el origen del voto electoral universal

Docencia; breve historia del origen del docente

El Quijote contado para niños, una selección de las mejores ediciones infantiles