Los meses del año y el origen de sus nombres

El dios Marte que da nombre al mes de marzo. Cuadro de Velázquez (1599-1660)


No es que sea un misterio o una pregunta que se haya hecho con frecuencia, pero conocer el origen del nombre de cada mes de nuestro calendario resulta un viaje ameno por la historia y la mitología clásica. El actual calendario (Gregoriano) usado en Occidente, en los países de cultura cristiana, heredó del calendario oficial del Imperio romano (Juliano, por Julio César que lo instauró) nombres de emperadores, dioses, festivales paganos y numerales para referirse a los 12 meses del año. Así podemos considerar el origen de cada nombre del mes de la siguiente manera:

Enero


Julio César lo decretó como mes de inicio, en lugar de marzo (primavera iniciaba el año solar). Enero proviene del nombre del dios Jano (Ianuarius, en latín). Este dios se representaba con dos caras, inicio y fin, simbolizaba la puerta de entrada o salida de algo. Con Jano/Enero se entra en el año. 

Febrero


El siguiente mes seguía teniendo un carácter de "iniciación" con la pureza o renovación para comenzar (o terminar, según se mire, pues antes era el último mes), por lo que se llamó febrero en honor a Februa una festividad o ritual purificador que celebraba el pueblo sabino (pre-romano).

Marzo


Es el mes de la guerra. Su nombre procede del dios Marte, dios de las batallas y la guerra. Precisamente en ese mes se solían iniciar las campañas de guerra, por ser de clima más favorable al inicio de una guerra que no se sabía lo que podría alargarse. Comenzando la guerra en los albores de la primavera, se podía continuar en el verano. evitando llegar al invierno, uno de los enemigos más incómodos para cualquier ejército. 

Abril


Es el mes donde más dudas existen sobre el origen del nombre. Las propuestas más convincentes son las que se refieren al verbo latino de aperire (abrir), haciendo expresión de apertura, de inicio de las cosechas, de la primavera.  Otra referencia es el término griego afros, que significa espuma de donde surgió Venus, diosa de la fertilidad (primavera).

Mayo


Un mes que también se le relaciona con la fertilidad y el deseo de buenas cosechas. Por eso su nombre correspondería con el ritual de la diosa Maia, divinidad de fertilidad pero también de buena salud y de la castidad, que se celebraba en ese mes, con el nombre de maius (mayo). Otra versión, que no desmerece a la anterior, es la que da un origen en el término madurez, maiorum, en homenaje a los mayores (sabios), protectores del pueblo.



Junio


Sería fácil relacionar este mes con la diosa Juno. Ese parece ser su origen más consensuado, pues la diosa Juno (junio) era la diosa de los matrimonios y esas fechas que se aproximaban al verano eran dadas a los enlaces entre familias, para ser más gente ocupada en las cosechas. Sin embargo, otras teorías hacen referencia a Junior, que en latín es joven, nombrando a junio como el "mes de la juventud"; o, incluso, se argumenta que el nombre del mes de junio procede del fundador de la República romana, Juno Bruto.

Julio y agosto


Estos meses no tienen discusión sobre el origen de sus nombres. El mes de julio se llama así por el mismo Julio César, que decidió poner su nombre a ese mes (de la siega en el campo) porque era el mes de su nacimiento. El emperador Augusto, una décadas después, no iba a ser menos. Decidió, imitando al "primer César", poner al antiguo mes de Sextilis su nombre, Augustus (agosto).

Septiembre y octubre


Comienzan los meses que hacen referencia a los número de mes del antiguo calendario de la época más remota, el que se dice calendario de Rómulo. Septiembre heredó el nombre que le asignaba como "séptimo" en el viejo calendario romano. Del latín septem se origina el nombre de septiembre. Igual ocurriría con el octavo mes del antiguo calendario de los inicios de Roma como ciudad-estado. El llamado october (octavo) daría nombre a nuestro mes de octubre, a pesar de ser ya el décimo en el Juliano y en el actual calendario.  


Noviembre y diciembre


Lo mismo ocurrió con los últimos meses del nuevo calendario juliano y que luego adoptó el "reformista" gregoriano (1582). Noviembre proviene del término latino november, que hace mención a la posición novena. Diciembre, nuestro último mes, hace referencia al mes décimo, el que hacía el número 10 (también último, pues sólo había diez) en el antiquísimo calendario de Rómulo.  








Comentarios