Lotería de Navidad, breve historia de su origen

Un pasado sorteo de Lotería de Navidad del 22 de diciembre

La Lotería de Navidad es en España la forma gratificante de comenzar las fiestas navideñas. Como los tradicionales belenes, tiene un origen barroco y napolitano. El que fuese primero rey de Nápoles y luego el Carlos III de España, trajo de la corte napolitana una tradición de jugar un porcentaje de la suma de dinero recaudada para la beneficencia. En Madrid hizo lo mismo, aunque se vinculó sólo a actos benéficos, quien jugaba a la lotería hacía una obra benéfica. El primer sorteo se celebró en Madrid el 10 de diciembre de 1763. 

Aunque su consolidación como sorteo de lotería más similar a lo que hoy conocemos estaría en las Cortes de Cádiz (1812). En relación directa, además, con la comunidad de América Latina. Parte del origen de esta tradición de “repartir suerte” está en Iberoamérica, pues sería el ministro de la Cámara de Indias quien ideó recuperar la vieja lotería de beneficencia para así “aumentar los ingresos del erario público sin quebranto de los contribuyentes”. Fue el 18 de diciembre de 1812 y en ese ambiente constitucionalista que más ha unido a ambos pueblos de cada “orilla” del Atlántico, cuando se celebró el primer sorteo más parecido a lo que en la actualidad se conoce.

En el siglo XX, a partir de 1913, se incorporó al sorteo los peculiares bombos. El grande y pequeño, con los números y los premios. Los que siempre han estado relacionados con las loterías y sorteos navideños han sido los cantores de los premios, los conocidos mundialmente niños de San Ildefonso. El Colegio de San Ildefonso se trataba de un orfanato unido a la beneficencia y a la caridad que se remonta, nada menos, que a la época de los Reyes Católicos (siglos XV y XVI).

Ahora, desde la democracia (1978), sigue siendo colegio, pero no está vinculado directamente a patronatos religiosos de orfandad, es un centro educativo público más de la Comunidad de Madrid (aunque esta Administración estuvo a punto de cerrarlo en 2012). El origen de ser los encargados de cantar premios de beneficencia y sorteos de lotería (que lo harían desde 1771) es incierto, aunque se supone que es una lógica continuidad de la tradición de estos huérfanos de ir cantando en Navidad de puerta en puerta pidiendo limosna.

Niñas del Colegio San Ildefonso, una de ellas de origen latino

Entre los niños de San Ildefonso que cantan los premios están los hijos de la comunidad latina emigrante en España. Es bastante habitual que en esta última década sean niños españoles de origen latino, segunda generación, lo que nos den la gran alegría o la esperanza de seguir soñando. Esto es así por los barrios en los que está adscrito el colegio, con mucha población emigrante. Esta anécdota actual vuelve a relacionar este célebre sorteo con su origen latino-hispano de la Lotería Nacional de Navidad. La Lotería de Navidad española es además uno de los sorteos más famosos y universales en todo el mundo.

En un mundo tan “globalizado”, las compras de números de esta lotería se dan en todos los continentes. En Asia la conocen y se juega desde Japón, pasando por Filipinas, hasta la China. En la Europa del sur y en la África próxima (Magreb), se juega también. Y, claro, en América Latina después de España es el lugar donde más lotería de Navidad del 22 de diciembre se compra.


Comentarios

Lo más consultado

Historia del sufragio: el origen del voto electoral universal

Docencia; breve historia del origen del docente

El Quijote contado para niños, una selección de las mejores ediciones infantiles